Hay todo un mundo por descubrir

De Aquí a Ancap?


Esta mañana no hubo que empacar nada y fue así como se inicio la preparación de una rápida salida, tal vez la mas rápida a la fecha, apenas son las 7:30am (UR) (6:30am ARG). Durante estos días solo dormí cuatro horas diarias, los expertos recomiendan unas siete horas de sueño pero ya había soñado este viaje durante meses y no quería seguir dormido, estaba en un estado de energía pura, podía pedalear durante horas sin importar lo cansado que estuviera mis piernas respondían a las vueltas de pedal como los pistones de un motor.



Estaba listo!, solo me faltaba un detalle muy importante y ese detalle era dar las gracias a Germán y su familia por el feliz día que habíamos pasado pero obviamente no iba a despertarlos, tome mi diario y mi bolígrafo en ese preciso momento no encontraba las palabras para agradecerles pero volvió a suceder esa extraña sensación en la que un simple y agudo pitido ensordecedor acompañado del destello de imágenes de la noche anterior me ayudaron a poder redactar una carta desde el corazón, muchos de los lectores pueden no creer en la existencia de estos raros momentos que describo pero en realidad sucedieron, no se si fue por el Whisky o por las pocas horas de sueño.



Deslice la carta por debajo de la puerta y sin mirar atrás abrí  la tranquera para retomar mi largo camino donde nuevos desafíos esperaban mi llegada para abatirme. Fue así cuando no tuve nada que perder, lo perdí todo. Cuando dejé de ser quién era, me encontré a mi mismo. Cuando conocí la humillación y aún así seguí caminando, entendí que era libre para escoger mi destino. En las largas jornadas bajo el sol sin poder refrescar mi cuerpo hasta no llegar a un lugar donde poder acampar no tenia posibilidades de refrescarme y en esos momentos duros pude ver como algunas personas me miraban "raro", si era esa misma mirada que muchas veces hacemos cuando vemos a una persona en situación de calle pero joder tío! no tenia tan mal aspecto, inclusive hubo personas que se hicieron a un lado.


Habían pasado varios kilómetros y a poco metros pude ver una estación de servicio al costado de la Ruta Nº 1 en Colonia Valdense, entre por un café y algo solido mientras aprovechaba el WIFI del lugar se acerco un hombre de unos 40 / 50 años aproximadamente vistiendo ropa de chófer se acerco y me pregunto si podíamos compartir la mesa, puede verlo en su mirada estaba intrigado por saber de donde era y hacia donde iba, sobre la mesa mi gran mapa de las rutas de Uruguay se encontraba extendido no podía saber con exactitud donde me encontraba creo que esa situación le generaba mas curiosidad a este señor.

Hablamos durante varios minutos, creo que mas de media hora ya me estaba retrasando bastante y debía aprovechar el tiempo para poder acercarme lo mas posible hasta Montevideo, pero mi peor enemigo se estaba acercando y luego de varios kilometros le marcaba el fin a esta jornada llegando a Rafael Peraza donde una salvadora estación de servicio ANCAP seria mi hospedaje durante esta noche. No se si era el dueño o un encargado de turno quien amablemente me brindo las duchas y la posibilidad de dormir ahí con la compañía del sereno Fernando, acepte la invitación ya que el camping mas cercano estaba bastante alejado de mi ruta.



Hasta la hora del cierre estuve dentro del lugar disfrutando del aire acondicionado y del Wifi, fueron 72 largos Kilómetros desde mi partida de la casa de Germán, el calor era agobiante pero al parecer llegaría el alivio, grandes nubes negras comenzaron a cubrir el cielo, al parecer "Dios" había escuchado el pedido de mis nuevos amigos quienes necesitaban de esa lluvia para darle vida a sus secas hectáreas.


El cielo rápidamente se cubre de negro como un telón cerrando un espectáculo, ya en compañía de Fernando y con varias horas de charla el sueño se hizo presente, sobre unas bancas de hierro y madera puse mi saco de dormir y me despedí de la luna esperando la nueva llegada del sol.


 

Meet The Author

Experience

About Me