Hay todo un mundo por descubrir

Te voy a contar un secreto


Cuando comencé mi viaje no tenia idea por todo lo que un viajero inexperto como yo debía pasar, lluvia, frió, calor extremo, largas distancias sin un lugar de abastecimiento, extensas jornadas de pedaleo en ruta, miedos, lagrimas y felicidad. Sin embargo la prueba mas difícil que debía superar en este viaje seria dejar a mi familia de ruta, se fue formando con todas esas increíbles personas que me dieron todo sin esperar nada a cambio, aquellas que escucharon mi historia y compartieron todo, no se guardaron nada, su amor, su risa y sus secretos.


Viajando uno conoce y se conoce, me costo arrancar pero con el pasar de los días, al desprenderme poco a poco de mis comodidades pude sentir lo que era en verdad el camino, cuando ya no tuve que preocuparme por donde dormir, bañarme o que comer, cuando me daba lo mismo dormir en un campo, la puerta de una estación de servicio o un hotel en Punta del Este, fue ahí cuando encontré la felicidad verdadera, muchos buscan esta sensación adquiriendo productos costosos, realizando viajes de placer, usando prendas de primera linea, comprando vehículos de alta gama o ganando mucho dinero en sus trabajos, lamentablemente viven una gran mentira porque nada de eso es real, cuando estamos desnudos ante el camino lo único que podemos demostrar son nuestros valores y quienes somos en realidad, tus títulos, tus autos, tu monto en la cuenta del banco ahora ya no sirve de nada, demostrar quien eres en verdad va a marcar la gran diferencia entre viajar solo y estar solo.



Asados en el campo, charlas nocturnas, paseos por la rambla, fiestas de despedidas, atardeceres, paseos a la luz de la luna, tardes en la plaza Seregni y otros tantos recuerdos mas que me acompañaran por siempre, viajar viaje solo, pero nunca lo estuve.

Sin dudas uno de los días mas tristes, seria la despedida de tres maravillosas mujeres que me enseñaron a disfrutar de las cosas simples de la vida, lo mas difícil de ser un viajero es decir adiós y seguir camino, pero les voy a contar un secreto, siempre las tengo presentes porque son mis hermanas de la vida, solo nos separan 104 millas náuticas. 





 

Meet The Author

Experience

About Me